Los centros de salud públicos de Talca se ajustan a nuestra política de cuidado ambiental

Por el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz.

Talca es una ciudad amable y con buenos índices de calidad de vida para sus habitantes y visitantes. Sin embargo, aún hay mucho por hacer en la ciudad, particularmente en el área de la salud, con la que nos hemos comprometido a fortalecer desde nuestra visión sustentable.

El escenario que hoy enfrenta el sistema de la salud en Chile denota la necesidad de adaptar el modelo a los nuevos tiempos, ya que -al igual que en otras industrias- se debe apuntar hacia la eficiencia de recursos.

El tema medioambiental en Chile históricamente ha estado en un segundo plano. Hay que entender que toda cosa que toque el medio ambiente provocará efectos y es prácticamente imposible no hacerlo. El desarrollo toca nuestros recursos existentes.

El sector salud como rubro industrial es uno de los más contaminantes a nivel mundial. En Talca, el departamento de salud municipal ha implementado, entre otras medidas, estrategias para sustituir paulatinamente materiales contaminantes por otras menos nocivas para el ambiente.

La idea es sistematizar todas nuestras unidades para trabajar en una sola dirección desde el punto de vista de nuestra política ambiental. Nuestro propósito es convertir nuestra comuna en una capital sustentable, garantizando un ambiente saludable para todos nosotros, en donde armonicen el desarrollo económico, la equidad social y el cuidado de nuestro patrimonio ambiental.

Por ello nos hemos comprometido a cumplir siete de los objetivos que contempla la agenda global de la red de Hospitales Verdes y Saludables, una comunidad mundial de hospitales, sistemas de salud y organizaciones profesionales y académicas -a las que nos hemos adherido voluntariamente- que tiene como finalidad reducir su huella ecológica y promover la salud ambiental pública.

Desde el año 2017, todos nuestros centros de salud son miembros de la Red Global Hospitales Verdes y Saludables, membresía que les permitirá mejorar su desempeño ambiental global en materias como eficiencia energética, gestión de residuos, sustitución de sustancias peligrosas, eficiencia hídrica, entre otras.

Nosotros somos la primera comuna en Chile que tiene todos los centros de salud público como miembros de esta red y que está trabajando por la salud ambiental.

Desde la municipalidad hemos establecido una planificación estratégica, con lineamientos específicos, planes de acción, medidas, con presupuestos y metas.

Estamos estudiando a profundidad el concepto de las compras verdes, una definición de compra de manera inteligente, es decir, adquirir productos que ayuden a conservar los recursos naturales, ahorren energía y eviten el desperdicio.

Usualmente estas compras implican aprender sobre todas las maneras en las que un producto puede afectar al medio ambiente durante su ciclo de vida. Los materiales que se usaron para la fabricación, la manera como se usan, qué se hace con él cuando terminamos de usarlo. Todo para que podamos hacer elecciones inteligentes.

Es un imperativo ético para las nuevas generaciones hacer de nuestra ciudad un lugar accesible, sostenible y permeable. Existe la necesidad de dar el gran salto como ciudad para dejar de ser una urbe intermedia. Siempre hay que apuntar a eso, porque las condiciones están dadas.