Talca, la ciudad del adulto mayor

Por el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz.

Al asumir la administración en la Municipalidad de Talca nos propusimos varios ejes de trabajo fundamentales con la finalidad de beneficiar a nuestros vecinos y mejorar su calidad de vida. Hemos logrado grandes avances, al recuperar los espacios púbicos para las familias talquinas y poner en el centro de esta administración –con mucho énfasis- a los adultos mayores, quienes forjaron el Talca en que vivimos hoy.

Para nosotros resulta muy importante desarrollar políticas públicas dirigidas al respeto de la dignidad de las personas mayores, evitando que sean objeto de discriminación.

El Censo nacional del 2017 reveló que más del 16% de la población chilena es adulta mayor, es decir, 2.800.000 personas. De ellas, el 16,5% superan los 80 años. El registro da cuenta que alrededor de un 15% de la población talquina -más de 30.000 habitantes de la comuna- son adultos mayores.

Todo esto demanda esfuerzos para abordar situaciones de enfermedad, discapacidad y dependencia.

La vida de las personas adultas mayores no tiene por qué ser pasiva o carente de participación en distintos ámbitos de la sociedad. Más aún, debe ser una preocupación de todos, donde el conjunto de cambios individuales, asociados al envejecimiento no impliquen una pérdida de oportunidades y mucho menos de sus derechos. Nosotros en Talca teníamos que potenciar el conjunto de instrumentos de protección e instituciones que garantizan estos derechos. Y por ello hubo un cambio de paradigma en el año 2017, cuando impulsamos la antigua Oficina del Adulto Mayor y creamos la Casa del Adulto Mayor.

Ubicada en pleno corazón de Talca, justo al lado de la Catedral, se sitúa nuestra Casa del Adulto Mayor. Allí brindamos asesoría personalizada. Trabajar por mejorar las condiciones de todos los adultos mayores nos permitirá avanzar en nuestro esfuerzo por hacer de nuestra capital regional una ciudad más amable e inclusiva, donde nadie quede fuera. Y los números dan cuenta que hemos hecho un enorme esfuerzo: al menos 8.000 personas se han beneficiado de ella.

Lo que hacemos es trabajar en el área social, de bienestar y de salud. En terreno hemos creado el programa “Mano a Mano”, donde los adultos mayores trabajan con nuestros profesionales (kinesiólogos, nutricionistas, asistentes sociales, psicólogos, reikistas y profesores de manualidades) que van a las sedes de los clubes de adultos mayores como una forma de descentralizar la municipalidad.

De igual forma contamos con el programa “Talca Viaja Contigo”, que ofrece un paseo recreativo a miles de adultos mayores, y en el que hemos ido incorporando no solamente miembros de clubes, sino también a otras personas que no pertenecen a ninguna institución. Eso hace que más talquinos tengan la posibilidad de obtener estos beneficios

Además, estamos trabajando para crear el Gran Centro Integral del Adulto Mayor, que se empezará a construir en el 2019 y en el que se va a trabajar, entre otras cosas, en la prevención de enfermedades crónicas, y en la autovalencia.

No dejaremos de promover, proteger y asegurar el reconocimiento de los derechos de nuestros adultos mayores, a fin de contribuir a su plena inclusión, integración y participación en la sociedad talquina. Y así ser reconocidos como la ciudad del adulto mayor.