40 niños con capacidades diferentes de Talca participaron en exitoso taller de hipoterapia

A través de un proyecto denominado “Estrategias preventivas para niñas y niños con capacidades diferentes” presentado por la Corporación Municipal de Deportes de la Ilustre Municipalidad de Talca y financiado por el Gobierno Regional (GORE) Maule, se realizaron talleres de hipoterapia para alumnos con capacidades diferentes provenientes de distintas organizaciones y establecimientos educacionales, en la Escuela Iberia de Talca.

El proyecto, que contó con un presupuesto de alrededor de 4 millones de pesos, permitió contar con instructores de equitación y recurso humano calificado y con implementación para realizar los talleres, los cuales, finalizaron con una muestra de sus avances, en la cual, fueron invitadas autoridades de la comuna, entre ellos su alcalde, Juan Carlos Díaz Avendaño.

Al respecto el alcalde de la comuna de Talca, Juan Carlos Díaz Avendaño destacó “este es un proyecto presentado por la Corporación en conjunto con los directores de escuelas rurales. Beneficia a 40 niños con dificultades y necesidades educativas especiales. Yo creo que ha sido un gran logro, hoy día estamos dando término a él, donde hemos podido ver grandes avances de los niños que han participado en este gran programa y el desafío es a postular una nueva iniciativa para darle continuidad, porque creo que en definitiva va dirigido a nuestros hijos y a quienes más lo necesitan. Así que muy contento, muy feliz y la invitación es a seguir trabajando en conjunto con los directores de escuelas rurales, los padres, los niños y también los funcionarios de la Corporación”.

Giselle Manríquez, mamá de Santiago Muñoz, uno de los niños participantes de la iniciativa quien cuenta con Trastorno del Espectro Autista (TEA) recalcó “yo veo que él se relaja más al tener contacto con los niños y con los animales, en el caso de los caballos y se concentra más”.

Saulo Sánchez, uno de los niños beneficiados con este proyecto que presenta una discapacidad intelectual declaró “Ha sido una muy buena experiencia, todos los lunes por la tarde voy a terapia y mi experiencia es buena con los caballos, siento que me quieren porque siempre estoy montado en ellos, me gustó mucho”.

El taller se desarrolló tres veces por semana y ahora se espera pueda repostularse para contar con el financiamiento para una nueva versión del mismo, permitiendo a los niños beneficiarios y a otros que puedan sumarse, lograr mejoras en su desarrollo cognitivo.