En el mes del adulto mayor: Municipalidad de Talca destaca el funcionamiento de la casa especializada para este grupo etario

0
127

Tres años de operatividad lleva la Casa del Adulto Mayor, una iniciativa impulsada por el alcalde Juan Carlos Díaz, especialmente pensada en resolver las inquietudes de las personas mayores.

La Casa del Adulto Mayor de la Municipalidad de Talca, inaugurada el 21 de agosto de 2017, nace como un lugar especializado y pensado especialmente para personas de 60 años o más de la comuna, un recinto donde este grupo etario puede encontrar servicios de calidad y acceso a atenciones tanto en sus oficinas como por intermedio de sus programas desarrollados en clubes de adultos mayores y en los propios domicilios de los beneficiarios.

Al respecto, el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, declaró que “cuando desarrollamos este proyecto denominado Casa del Adulto Mayor, lo hicimos pensando en las necesidades de hombres y mujeres de 60 años o más a las que, probablemente, por razones económicas no podían acceder. Así comienza este desafío de instaurar formalmente una preocupación especial por nuestros adultos mayores, por entender que como ciudadanos estábamos llamados a retribuir todo el esfuerzo desplegado por ellos y en dignificar su vejez. Además de ello, este lugar nos permitió tener un lugar físico de contacto permanente con ellos en donde se concentran todos los servicios municipales con una atención preferencial permitiendo generar un nexo de comunicación con clubes de adultos mayores y organizaciones especializadas en la atención de ellos”.

En la Casa del Adulto Mayor, las personas pueden acceder a asistencia social y jurídica, medicina complementaria, atención de camillas ceragem, así como prestaciones extramuro como talleres del Programa Mano a Mano, atención médica especializada en domicilios del Programa de Rehabilitación a domicilio, talleres deportivos y podología. Adicionalmente, de este recinto, depende el Centro Diurno Referencial y el Centro de Adulto Mayor (CEAM) Carlos Trupp, diseñados para personas principalmente con dependencia leve o moderada y situaciones de vulnerabilidad que requieren de acompañamiento diario.  

Paulina Abarca, encargada de la Casa del Adulto Mayor, destacó que “creemos que esta casa ha sido un verdadero lugar de conexión con nuestros adultos mayores donde se sienten acompañados, queridos, con personas dispuestas a escucharlos y comprender sus necesidades. Estamos muy orgullosos del trabajo que hemos podido desarrollar, puesto que sabemos ha sido un aporte real para ellos, que tanto lo necesitan”.

USUARIOS

Patricia O´Kingtons, adulto mayor del sector de la Galilea en Talca, ha sido atendida por la asistencia social de la Casa del Adulto Mayor, por lo cual, recalca que “todos los comentarios han sido muy buenos, porque tienen una atención excelente. Cuando he hecho algún trámite con la asistente social se me han abierto las puertas, he sido bien atendida y las soluciones han sido rapidísimas”.

Otro de los adultos mayores atendidos por el recinto es Hernán Donoso del sector Brisas del Parque de Talca, el cual solicitó apoyo jurídico de la Casa. “Me asesoraron y me ayudaron en todo momento”, pudiendo dar solución concreta a su caso que involucraba a personas de su familia. “Han sido muy gentiles y me han ayudado siempre”, agregando que él sabía que si necesitaba un abogado particular le requeriría de recursos. “Aquí en Talca no sabía a quién golpear puertas, dónde ir”, por lo cual, el servicio fue de gran ayuda.

El recinto, además, realiza no sólo atenciones con profesionales para la orientación de los adultos mayores. También efectúa terapias que apuntan a una mejor calidad de vida de ellos y al bienestar personal. Dentro de esa línea, Héctor Espinoza, de la población Manso de Velasco, fue atendido con medicina complementaria junto a su esposa por episodios familiares muy dolorosos que vivió. El adulto mayor recalcó que “andábamos muy tensos con muchos problemas, llorando todo el rato con la pena que teníamos. Gracias a Dios hasta aquí hemos andado muy bien”. Por su parte, Julia Castro de la Villa Los Maquis, destaca los beneficios obtenidos con el uso de las camillas ceragem existente en la casa diciendo que “nos han atendido siempre excelente, son muy amorosas. Estoy muy agradecida del alcalde que haya comprado las camillas porque son excelentes, las conozco de antes y me he mantenido muy bien”.

Los servicios de la Casa del Adulto Mayor son gratuitos y están diseñados para atender a todas las personas de más de 60 años, que requieran de ayuda, contención o apoyo para dar solución a sus problemas.