Alcalde de Talca entrega resultados de concurso internacional de uso del sitio de la cárcel a ministro de Bienes Nacionales

0
216

“Hemos solicitado formalmente el traspaso del terreno de la cárcel al Ministro de Bienes Nacionales ya que esta iniciativa es la base para seguir avanzando y hacer realidad este sueño de la comunidad talquina”, destacó Juan Carlos Díaz.

En las propias manos del ministro de Bienes Nacionales, Julio Isamit, el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, hizo entrega de los resultados del concurso internacional de ideas de arquitectura y urbanismo para el centro cívico y ciudadano proyectado en el sitio de la actual cárcel de la ciudad, una vez que el penal se traslade definitivamente al nuevo recinto en el sector de Panguilemo.

Cabe señalar que, tiempo atrás, se generó un compromiso desde el Ministerio de Bienes Nacionales para que, una vez queden desocupados los espacios, dar paso a un proyecto que potencie el crecimiento urbanístico de Talca. Para lo anterior, la municipalidad lanzó un concurso internacional para recibir propuestas y seleccionar la mejor alternativa en cuanto diseño y factibilidad.

“Tuvimos 325 participantes de todo el mundo. Eso nos llena de orgullo porque son grandes propuestas y destacadas personas en el jurado”, informó el alcalde Díaz, quien agregó que la propuesta ganadora del concurso pertenece a un equipo de arquitectos y urbanistas de Argentina. Junto con ellos tenemos se premió al segundo y tercer lugar, además de siete menciones honrosas, que también van a formar parte del proyecto que se va a desarrollar en el mediano plazo.

“Agradezco el apoyo del Ministerio de Bienes Nacionales y al gobierno central porque nos han prestado toda la colaboración y apoyo, entendiendo que se trata de un proyecto muy necesario para toda la ciudad. Esperamos seguir avanzando de manera ordenada, planificada y eficiente. Esperamos que se declare la prescindencia del terreno y sabemos que al proyecto de la nueva cárcel le faltan más de tres años para su ejecución, pero tenemos que seguir avanzando para consolidar y hacer realidad este sueño de la comunidad talquina”, destacó el alcalde Juan Carlos Díaz.

“PROYECTO EMBLEMÁTICO”

En tanto, el ministro de Bienes Nacionales, Julio Isamit, afirmó que “para la ciudad de Talca se trata de un proyecto emblemático”, recordando que la primera vez que le tocó venir a la capital regional en calidad de ministro, el alcalde le habló de inmediato de la intención de desarrollar un proyecto de envergadura en el sitio de la cárcel.

“Lo empezamos a estudiar porque sabemos que es importante para el desarrollo urbanístico de la ciudad, pero, sobre todo, para mejorar la calidad de vida de toda la gente que vive en la región y en la ciudad. Vinimos a recibir este proyecto ganador de un concurso internacional para tener un centro cívico que permita integrar de buena manera los servicios públicos mejorando la calidad de vida de los habitantes de la ciudad y, por supuesto, tener un polo de desarrollo cívico, comercial y urbano (…) Sabemos que se trata de un camino a largo plazo, pero lo que no queremos es que un terreno de más de una hectárea, en pleno centro de la ciudad, termine desaprovechado y convirtiéndose en un elefante blanco”, dijo.

Por su parte, el intendente (s) del Maule, Jorge Guzmán, destacó la capacidad del municipio talquino y su alcalde en pensar proyectos de futuro para la ciudad, como es el caso del uso del sitio donde se emplaza la cárcel.

“Hoy solo nos queda unir voluntades para efecto de poder avanzar con este proyecto y en un futuro podamos emplazar ese edificio de servicios públicos que fue generado con participación ciudadana, con alta participación de oficinas de arquitectura y el que esté el ministro (Isamit) acompañándonos demuestra la voluntad de este gobierno en contribuir al desarrollo de la ciudad de Talca”, sentenció.

REINTEGRACIÓN URBANA

El director del concurso internacional de ideas de arquitectura para el sitio de la cárcel de Talca, Andrés Maragaño, mencionó que estamos en presencia de un “espacio cerrado que impide el paso (…) Abrir un lugar, brindarlo para la ciudadanía, otorgarlo al desarrollo de la ciudad tiene un valor importante desde el punto de vista ético y público, dos conceptos que son relevantes hoy en día para el futuro de la ciudad”.