Con éxito se realiza campaña “Juntos protegemos lo más importante: Prevención sobre el uso responsable de fármacos”

Según datos aportados por SENDA, uno de cada dos escolares menores de 15 años consumió tranquilizantes sin receta médica.

En esta oportunidad la Oficina Municipal de Prevención del Consumo de Drogas, SENDA Previene Talca, junto a la OPD y Carabineros, se dirigieron hasta la Escuela Brilla El Sol Felipe Cubillos Sigall, para compartir con los estudiantes información sobre los riesgos de consumir fármacos cuyas sustancias pueden provocar sedación, arritmias, e incluso síntomas de tal gravedad que pueden llevar a la muerte.

Al respecto, la coordinadora del programa, Beatriz Ascencio, indicó que “hemos detectado que en la comuna cada año disminuye la edad de los escolares que estarían probando este tipo de sustancias, ubicándose entre los 12 y 15 años de edad. El modo de acceder a estos fármacos es a través de la casa, donde algún familiar los usa y no mantiene un control de ellos, facilitándole el acceso al menor para sacarlos y llevarlos a la escuela y compartirlos con otros compañeros. Por tanto, este consumo por lo general afecta a varios alumnos de un mismo curso. Es muy importante que los adultos seamos cuidadosos con el manejo de los psicofármacos”.

Cabe señalar que los medicamentos de este tipo, como ansiolíticos y tranquilizantes, deben ser consumidos bajo prescripción médica, por la misma razón las farmacias tienen un alto y riguroso control de su venta, entregándose sólo con receta médica retenida. Su uso indiscriminado es sancionado por la ley 20.000 de drogas.