Alcalde Juan Carlos Díaz propone medidas para mitigar problemas en locomoción colectiva en Talca

0
150

Horario diferido de ingreso a clases, corredores exclusivos para el transporte público y colaborar a través de la OMIL para reducir el déficit de conductores, son las iniciativas sobre las cuales trabajará el municipio para dar solución en el corto plazo.

Con una serie de medidas que podrían implementarse en los próximos días, la Municipalidad de Talca, encabezada por el alcalde Juan Carlos Díaz, busca dar solución al complejo panorama de falta de locomoción colectiva que afecta a la comuna y que se hizo aún más evidente con el retorno presencial a clases.

Tras haber sostenido reuniones con representantes de empresas y el seremi de Transportes y Telecomunicaciones, instancias donde se analizaron las causas del problema que está afectando a miles de personas de Talca y las comunas aledañas, se establecieron algunas alternativas para mitigar los inconvenientes presentados en la locomoción colectiva.

El alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, agradeció la disposición de las empresas locales, resaltando que existe el ánimo y voluntad para sacar adelante la situación que aqueja a talquinas y talquinos.

“Hemos buscado distintas alternativas de solución flexibilizando horarios de entrada a clases porque en media hora el flujo es demasiado alto y produce problemas de congestión y disponibilidad de transporte para los alumnos. También vamos a ver la posibilidad de generar vías exclusivas en calle 2 Sur, 14 Oriente y 11 Oriente para hacer más expedito el traslado. Y, estamos colaborando a través de la OMIL (Oficina Municipal de Intermediación Laboral) para hacer un trabajo mancomunado con las empresas para buscar conductores y reducir el déficit”, detalló el jefe comunal.

Según explicó el alcalde Díaz, se conversó con la Secretaría Regional Ministerial de Educación para el ingreso diferido a clases, lo que fue autorizado con la condición de compensar el horario y se establecerá en las próximas jornadas el criterio sobre quiénes ingresarán en horario distinto. De la misma manera, indicó que junto la Seremi de Transportes se buscará avanzar en el transcurso de esta semana en la aplicación de vías exclusivas para el transporte público, tanto mayor como locomoción colectiva.

“VOLUNTAD GRANDE DEL MUNICIPIO”

Por su parte, el seremi de Transportes, Carlos Palacios, destacó la voluntad del municipio talquino para aunar esfuerzos en la búsqueda de soluciones al problema de la locomoción colectiva en la comuna.

“Hay una intención del alcalde de solucionar un gran problema que afecta a la comuna. Se ha escuchado a los transportistas, los cuales señalan que no hay tantos conductores. En Talca tenemos cerca de 400 micros inscritas para circular por la ciudad pero no andan más de 150, lo que afecta al transporte en general. Aquí hay una voluntad grande por parte del municipio para colaborar en ese tema que es relevante”, afirmó.

En relación al problema de la congestión, la autoridad regional de Transportes señaló que en la actualidad hay el doble de vehículos que hace dos años circulando por la ciudad. “La última vez que sacamos cuentas. Hablábamos que Talca tenía alrededor de 90 mil vehículos particulares, solamente inscritos en un año (periodo 2018-2019). Hoy ya tenemos más de 200 mil vehículos ya inscritos solamente entre el 2021 e inicios de 2022”, detalló Palacios.

TRANSPORTISTAS

Al término de la reunión en el municipio, Osvaldo Bravo, presidente de la empresa Taxutal, señaló que hay una preocupación de lo que está sucediendo en las calles, afirmando que una de las principales causas es el problema vial que existe en algunos puntos de la comuna y sus alrededores.

“En la Carlos González (Maule norte) tenemos máquinas que se demoran hasta una hora para salir. Aquí he visto que hay ánimo y algunas ideas que se plantearon que, si se llevan bien a efecto, no deberíamos tener problemas (…) El ingreso diferido de los estudiantes va a ayudar mucho porque tenemos el 50% de las máquinas trabajando y es imposible movilizar a todos los niños con la mitad funcionando”, dijo.

Precisamente, el hecho que haya menos máquinas operando, dijo Bravo, se debe a que hay menos disponibilidad de conductores “porque no podemos competir con los salarios que se pagan en las mineras en el norte del país”.