150 talquinas se incorporan al Programa Mujeres Jefas de Hogar

0
74

Este instrumento de apoyo se ejecuta en convenio con el Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género.

La Municipalidad de Talca, a través de su programa Mujeres Jefas de Hogar a cargo de la Dirección de Desarrollo Económico y Fomento Productivo, dio inicio a su nueva temporada de trabajo con el ingreso oficial de 150 nuevas usuarias, a las cuales se le hará acompañamiento y capacitaciones durante un periodo de un año.

La iniciativa busca fortalecer sus perfiles laborales, ayudarlas a conocer y acceder a la oferta pública, tanto para emprendedoras no formalizadas y trabajadoras dependientes.

Las mujeres beneficiadas son acompañadas de mayo del 2022 hasta junio 2023, periodo en el cual se les entrega herramientas de orientación, capacitaciones de autoayuda y vinculación a fondos concursables, como también apoyo a sus iniciativas de trabajo y emprendimiento.

Por esta razón, durante este mes de mayo el equipo ya ha realizado dos encuentros. La primera jornada que tuvo lugar en la Biblioteca Municipal, correspondió a la ceremonia de bienvenida; mientras que el segundo encuentro, contemplado por programación, estuvo relacionado al primer curso denominado “autoconocimiento”.

El alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, valoró las acciones que se están llevando adelante en beneficio de las mujeres de la comuna. “En nuestra gestión estamos alineados con entregar más y mejores oportunidades para todas las mujeres y este programa va en esa dirección. Por ello, es un motivo de satisfacción que 150 talquinas se incorporen y obtengan el apoyo necesario para que puedan salir adelante”, afirmó el jefe comunal.

El Programa “Mujeres Jefas de Hogar” es un convenio de colaboración entre Sernameg (Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género) y la Municipalidad de Talca, que tienen como objetivo contribuir a la inserción y permanencia en el mercado del trabajo remunerado de las mujeres jefas de hogar, a través del desarrollo de capacidades, habilidades y competencias que mejoren sus condiciones de empleabilidad, junto a la promoción de procesos de intermediación laboral a nivel local, que sean pertinentes y participativos.

Este programa trabaja con mujeres entre 18 y 65 años quienes reciben diversas asesorías que buscan ayudar a promover su autonomía económica y superar las principales barreras de acceso al trabajo formal remunerado.