Talca celebra 281 años y alcalde hace llamado a trabajar por “la justicia social y la seguridad”

0
264

Un llamado a trabajar en unidad para tener “una mejor ciudad, con mayor justicia social, segura, y que tenga espacio y cabida para todos” realizó el alcalde de Talca Juan Carlos Díaz en el marco del aniversario 281 de la comuna.

Tras participar en el Te Deum ecuménico en la Catedral con diversas autoridades regionales y comunales, el edil se trasladó al Centro de Extensión de la Universidad de Talca, ocasión donde premió como deportista destacado a Nicolás Peric, como hijo ilustre a Vicente Acuña y como institución destacada de la sociedad a la Corporación Nuestra Señora de la Consolación, sostenedora de la Casa Padre Manolo, que cuida a enfermos terminales.

El jefe comunal señaló la importancia de la fecha: “Orgulloso de poder liderar los destinos y vivir en esta comuna que ha recuperado el protagonismo que tuvo hace más de un siglo, una de las principales ciudades de nuestro país. Eso se debe al trabajo de muchas y muchos que han apostado desde su etapa fundacional hasta hoy que tenemos un potencial de desarrollo importante”.

En la ocasión, la autoridad comunal realizó una invitación a la comunidad: “Más allá de los acontecimientos complejos que ha vivido nuestra ciudad y el país entero, hay que seguir trabajando juntos, unidos, para tener una mejor ciudad, con mayor justicia social, segura, y que tenga espacio y cabida para todos”.

Personalidades de la comuna

Desde su fundación, Talca ha sido tierra prolífica de grandes personas que han dejado alto el nombre de la comuna. Es por eso que el Concejo Municipal determinó premiar a dos personas y una institución por su constante y desinteresado trabajo por la comunidad.

En primer lugar se entregó un reconocimiento llamado Deportista Destacado a Nicolás Peric Villarreal, arquero de dilatada trayectoria y hoy maestro de nuevas generaciones.

“No es algo que yo esperaba. Me preguntaron qué me parecía que mi nombre fuera propuesto como Hijo Ilustre y dije claro, por qué no. Yo soy de Talca. Es un reconocimiento no solo por haber nacido en la comuna sino a lo que no entregó como deportista al club de la ciudad y lo que uno representó para mucha gente. Es por que era muy difícil no poder decir que si a una premiación como ésta. Indudablemente que me pone muy contento que hayan pensado en mi”, señaló el exportero de la Selección Nacional.

Asimismo, fue distinguido como Hijo Ilustre Vicente Acuña Anfossi, exregidor, empresario y un activo representante de la vida social, política y cultural de Talca.

“Recibo esta nominación con sorpresa. Tal vez merecida, tal vez tardía; tal vez en el momento oportuno. Creo que la ciudad reconoce en nosotros, los antiguos, una trayectoria, un servicio público, un trabajo con la comunidad. En este caso nos deja contentos saber que hay un momento en que nos dicen que hemos jugado un papel, una función, hemos estado al frente y hemos tenido una trayectoria política que no desconocemos. Ustedes saben, demás está decirlo: soy comunista, tengo al lado de una compañera que me permite decirlo con mucha confianza”, concluyó.

Por último, el Concejo Municipal determinó homenajear a una institución destacada de la sociedad. La entidad premiada fue la Corporación Nuestra Señora de la Consolación, sostenedora de la Casa Padre Manolo, que atiende a enfermos terminales.

“Para nosotros fue una sorpresa recibir una distinción porque somos fieles a una premisa que dice ‘el bien no hace ruido’. Cuando haces las cosas tranquilo, no salimos en los diarios. Es por eso que fue una agradable sorpresa y muy emotivo para nosotros”, señaló Custodio Moyano, presidente de la Corporación.

Los destacados

Nicolás Peric Villarreal dio sus primeros pasos en el mundo del fútbol en el club amateur San Martín Boys. Dado su talento en la portería, fue convocado por Rangers y así comienza una destacada carrera que lo llevó a defender la camiseta de la Selección Nacional.

Cobreloa, Universidad de Concepción, Audax Italiano y Everton fueron los equipos donde Peric estampó su profesionalismo y talento. Incluso jugó fuera de Chile: Turquía en el Gençlerbirliği S.K., en Argentinos Junior y en el Olimpia de Paraguay.

Hoy, retirado del fútbol profesional, entrega su experiencia en una escuela de arqueros de Talca donde enseña la técnica bajo los tres palos, logrando el cariño y respeto de las futuras generaciones.

Por su parte, Vicente Acuña Anfossi nació en Talca el 8 de abril de 1943. Su destacada trayectoria ha estado marcada por la actividad social, cultural, política y deportiva en la capital del Maule.

Su compromiso por los más vulnerables ha cruzado su vida. Como Regidor, entre los años 70 y 73, hizo un importante trabajo para lograr mejores expectativas de vida para los habitantes del Maule.

Tras el Golpe de Estado de 1973 y dada su militancia en el Partido Comunista, Don Vicente, como es conocido, sufrió los rigores del exilio.

De vuelta a Chile, en su natal Talca, y logra retomar el sitial y su ajetreada agenda como socio de su querido Talca National F.C., club deportivo fundado en 1906.

Una figura imprescindible del patrimonio humano de la ciudad.

La Corporación Nuestra Señora de la Consolación, sostenedora de la Casa Padre Manolo es una huella solidaria del sacerdote español Manuel Arranz que aún sigue viva. El religioso fundó el año 1996 una casa para enfermos terminales que hasta el día de hoy funciona en Talca. Su legado fue heredado por un  hombre laico, íntegro y profundamente solidario, Custodio Moyano.

Durante veinte años Moyano ha dirigido los destinos de este lugar que -en sus inicios- cobija a quienes ven cómo la vida se apaga y necesitan de un respaldo material y emocional.

Es así como la Corporación Nuestra Señora de la Consolación ha atendido más de 4 mil enfermos en la etapa final de sus vidas. La Casa del Padre Manolo, como es conocido el hogar, tiene el respeto y admiración de todos los habitantes de la ciudad.