Talca redujo su huella de carbono en 36 toneladas de CO2 gracias a plan piloto de gestión de residuos orgánicos

0
413

En términos prácticos, el aporte ambiental equivale a alrededor de 25.600 kilómetros recorridos en un vehículo particular a gasolina, o bien, a 50 viajes ida y regreso entre Talca y Santiago. “Vamos contribuyendo a lo que en la actualidad estamos todos llamados a colaborar y trabajar, que es reducir los gases de efecto invernadero y del calentamiento global”, afirmó el alcalde Juan Carlos Díaz.

Un exitoso resultado ha tenido el plan piloto llevado adelante por la Municipalidad de Talca, a través de la Comisión de Medio Ambiente del Concejo Municipal, junto a la empresa F4F (Food For The Future) en el manejo y proceso de residuos orgánicos de la comuna.

Previa visita a las instalaciones de la mencionada empresa y tras conformarse un convenio de colaboración, F4F instaló un contenedor en el Centro Regional de Abastecimiento (CREA) de Talca en el cual se recogió los residuos orgánicos del recinto durante los meses de abril a septiembre del año pasado. La elección del CREA se sustentó en que allí se recoge, en promedio, de 100 a 150 toneladas mensuales de orgánicos (restos de frutas y verduras principalmente), que van a parar actualmente al relleno sanitario.

Como resultado de aquello, se logró retirar 29 toneladas de residuos orgánicos, lo que permitió al municipio disminuir su huella de carbono en 35.917 kilogramos. Si se quiere hacer una comparación práctica, la disminución de CO2 producto de este plan piloto equivale a 25.600 kilómetros recorridos en un vehículo particular a gasolina. O mejor dicho, corresponde aproximadamente a 50 viajes ida y regreso de Talca a Santiago o 6 viajes ida y regreso de norte a sur por Chile.

“LA IDEA ES SEGUIR AVANZANDO EN ESTA DIRECCIÓN”

El alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, destacó estar “muy contento y conforme y la idea es seguir avanzando en esta dirección para trata de tomar medidas de este tipo, porque se hace muy necesario y urgente para el futuro de nuestro país y del planeta”.

A su vez, explicó que se realizó el convenio de colaboración con la empresa que pertenece a emprendedores locales que realizan tratamiento de residuos orgánicos, generando una reducción de la huella de carbono. “Vamos contribuyendo a lo que en la actualidad estamos todos llamados a colaborar y trabajar, que es reducir los gases de efecto invernadero y del calentamiento global”, sentenció el jefe comunal talquino.

Por su parte, el concejal Hernán Astaburuaga, presidente de la Comisión de Medio Ambiente del Concejo Municipal, junto con resaltar los positivos resultados obtenidos en el periodo de cinco meses que la empresa trabajó en el CREA de Talca, afirmó que “si pudiéramos extrapolar esto a nivel de ciudad, tomando en cuenta que la mitad de los residuos que generamos son orgánicos, podríamos transformarnos en el mediano plazo en la primera ciudad carbono neutral de Latinoamérica y una de las primeras del mundo”.

El integrante del Concejo Municipal señaló que este proceso no ha tenido costos para la municipalidad, por tanto, hizo un llamado al llamado al alcalde y a los directivos del municipio a tomar en cuenta esta iniciativa y darle una forma permanente de trabajo.