MUNICIPALIDAD DE TALCA HIZO QUE MÁS DE SEIS MIL MAULINAS DISFRUTARAN DE UN VERANO FELIZ

La iniciativa del programa Junto a Ti trasladó durante enero y parte de febrero a mujeres de la comuna y alrededores al balneario de Iloca, para regalarles un día de distracción y relajación

Con un positivo balance fue evaluada la cuarta versión de los paseos “Junto a Ti, Verano Feliz” pertenecientes al programa Junto a Ti de la Ilustre Municipalidad de Talca, los que se efectuaron entre el 3 de enero y la segunda semana de febrero. De martes a domingo, 200 mujeres diarias se dirigieron rumbo a la costa para hacer de un día de playa una experiencia inolvidable.

Es por lo anterior que el municipio ideó los paseos en 2012, para dar la posibilidad a las dueñas de casa de reservar un día para su completo relajo y diversión, luego de un año de imparable trabajo. Para el municipio, que las beneficiadas puedan desconectarse de su rutina y deberes diarios para tener la oportunidad de disfrutar de un día de playa y ser atendidas como se lo merecen, es necesario.

“Finalizamos esta versión de nuestros paseos a la playa muy contentos por el trabajo realizado. Fuimos testigos de tantas risas y emociones durante todo este tiempo, que no emocionarme es imposible. Agradezco a las más de 6.400 vecinas que nos confiaron su cuidado durante un día y espero que les haya servido para recargar fuerzas para este año que recién comienza”, expuso el alcalde de Talca, Juan Castro Prieto.

De igual forma, el director ejecutivo del programa Junto a Ti, Juan Carlos Díaz, sentenció que: “considero que el mayor reconocimiento al trabajo realizado corresponde a los agradecimientos de las beneficiadas. Saber que hicimos de un día para ellas una experiencia única, renueva nuestras las ganas de seguir trabajando por nuestra comuna. Para la versión 2016 mejoraremos los servicios, infraestructura, e invitaremos a más vecinas que deseaban venir”.

IMPRESIONES

Ceferina Díaz, vecina de la villa Jardín del Este, comentó tras la actividad que: “no tengo palabras para describir como lo he pasado, porque ha sido espectacular. No es como un viaje normal que hace uno con la familia, porque uno ahí anda preocupada de todo, en cambio acá, con la atención, me siento como una reina”.

Igualmente, Ligia Abdala, residente en la villa Doña Ignacia, dijo que: “siento felicidad, y agradecimiento. Logré desconectarme totalmente de mis preocupaciones. Hubo un momento en el que me acordé de mi guagüita, pero el resto del día me olvidé de mi familia, la comida, el aseo, ¡todo!”.

Durante el programa, cinco buses trasladaron diariamente a las mujeres al sector de Duao, en donde pudieron disfrutar de actividades de playa, baile entretenido, partidos de voleibol y fútbol playa, masajes, bingo, y actuaciones musicales en vivo.