Consejo Comunal de Seguridad Pública abordó el tema de robos de vehículos en Talca

El alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, planteó al Consejo Comunal de Seguridad Pública la urgencia por generar políticas y medidas conjuntas de intervención en los barrios, enfocando parte importante del trabajo en la prevención. Vale consignar que de los autos sustraídos, el 83% es recuperado dentro de las siguientes 24 horas de realizada la denuncia. 

Con el fin de analizar y generar planes de intervención intersectoriales, el mayor de Carabineros, Jaime Valenzuela, subprefecto de los Servicios de la Prefectura de Talca, presentó en forma detallada la realidad que actualmente se vive en la comuna, respecto del aumento de robo de vehículos, entregando cifras y datos concretos sobre los lugares de mayor riesgo, junto con las zonas en que dichos automóviles son encontrados.

Al respecto, el Mayor Valenzuela, señaló que, si bien los vehículos son sustraídos por toda la ciudad, existen zonas de más alto riesgo, como el centro de Talca, específicamente aquellas calles en que no hay cobro formal de estacionamientos. Así también, indicó los sectores donde son encontrados con mayor frecuencia, donde destacan el Barrio Norte y la zona que rodea la tenencia de la población Carlos Trupp. De acuerdo a lo explicado, en ambos sectores los hallazgos se producen en sitios eriazos y micro basurales.

La exposición fue complementada por el Capitán Iván Rebolledo, jefe de la Sección de Encargo y Búsqueda de Vehículos, quien incorporó datos sobre el tipo de automóvil que se roba con mayor frecuencia, y el perfil del delincuente.

Respecto del tipo de vehículo, el Capitán Rebolledo explicó que se trataría de automóviles de baja gama, cuyos sistemas de seguridad son más fáciles de vulnerar. Señaló además que se trataría de autos fabricados antes del año 2000, donde las marcas más robadas serían Nissan, Chevrolet y Subaru.

Si bien el 83% de los vehículos es recuperado dentro de las siguientes 24 horas de realizada la denuncia, la gran preocupación manifestada por Carabineros tiene que ver con el perfil del delincuente, ya que se trataría en su mayoría de jóvenes de entre 14 y 19 años, generalmente con detenciones anteriores por delitos contra la propiedad, con núcleos familiares que también presentan antecedentes penales y que se encuentran sin ocupación o no estudian. Así también, se logró comprobar que los domicilios de los detenidos por estos delitos coinciden en gran número con los lugares de hallazgo de los vehículos.

Con toda la información proporcionada por Carabineros, el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, planteó al Consejo Comunal de Seguridad Pública la urgencia por generar políticas y medidas conjuntas de intervención en los barrios, enfocando parte importante del trabajo en la prevención. “Es clave trabajar de manera preventiva, con los jóvenes, las familias, y aprovechando las redes con las que ya contamos. Aumentar la seguridad pasa también por un trabajo por evitar el delito desde la raíz, y esto es posible a través de programas dirigidos a las personas, comenzando por el niño o joven, antes de que lleguen a delinquir, y que deben abordar a todos los miembros de la comunidad”, enfatizó el alcalde.

Con todo esto, se determinó comenzar a trabajar a través de la conformación de mesas intersectoriales, entre los distintos actores que componen el Consejo, comenzando por el cruce de datos y cifras de jóvenes tratados a través de programas del Estado con los de jóvenes con antecedentes delictuales, y con ello comenzar a diseñar nuevas estrategias de intervención social.