DIARIO LA PRENSA: Decisivo paso dio iniciativa para decretar feriado comunal en Talca el 12 de febrero

0
58

Talca.  Desde que el alcalde Juan Castro asumió la administración de la Municipalidad de Talca, uno de sus objetivos ha sido rescatar el hecho histórico que indica que en la capital maulina nació la libertad de Chile. Lo anterior, producto de los antecedentes históricos que indican que en Talca fue redactada y firmada el Acta de Inde-pendencia de Chile por el padre de la patria, Bernardo O`Higgins. Este hecho se encuentra respaldado por historiadores como el talquino Jorge Valderrama, Claudio Gay, Diego Barros Arana, Miguel Luis Amunátegui y Guillermo Donoso Vergara, entre otros. En específico, el edil expuso los argumentos ante la Comisión de Gobierno Interior, Nacio-nalidad, Ciudadanía y Regionalización de la Cámara Baja, compuesta en la ocasión por los diputados Sergio Aguiló (IND), Germán Becker (RN), Bernardo Berger (RN), Marcelo Chávez (PDC), Daniella Cicardini (PS), Ramón Farías (PPD), Sergio Gahona (UDI), Rodrigo González (PPD), Sergio Ojeda (PDC) y David Sandoval (UDI). Además, estuvo presente el diputado Pablo Lorenzini (PDC), quien presentó y patrocinó la moción para que se declare el 12 de febrero como feriado comunal.

Exposición del edil

Durante la presentación ante los parlamentarios, el alcalde Castro presentó los siguientes argumentos: El concepto de independencia surgió 2 años después de la Primera Junta Nacional de gobierno de 1810, durante la administración de José Miguel Carrera. La idea de la Independencia quedaría plasmada en el Reglamento Constitucional de 1812, el cual reconocía a Fernando VII como soberano en la medida en que él aceptara el texto constitucional. O’Higgins y San Martín dispusieron en conjunto que la proclamación de la Independencia se realizaría un 12 de febrero, haciendo coincidir con la fecha de la fundación de Santiago y el triunfo de Chacabuco, por lo tanto, fechas más que apropiadas para una incipiente nación que se sacudía de la opresión ibérica. Además, se estableció que esta ceremonia se realizaría en Talca y Santiago, de forma simultánea, y en todo el territorio donde hubiese destacamentos patriotas. Sin embargo, faltaba solo poner la rúbrica al documento que declaraba la Independencia de Chile, pero éste se encontraba en su confección. Diego Barros Arana al respecto señala en su historia general de Chile  de 1890: “cuando O’Higgins llegaba a Talca a la cabeza del Ejército del Sur, recibió un oficio del Director Delegado don Luis de la Cruz, fechado en Santiago el 17 de enero de 1818, con que le remitía el borrador del acta de Declaración de la Indepen-dencia…” Este borrador en una primera instancia sería rechazado por el mismísimo O’Higgins, argumentando falta de claridad en la redacción y estar demasiado centrado en agraviar a España, por lo que ordena redactar una nueva declaración. El propio Barros Arana en el mismo libro señala: “el acta original de la independencia (…) la firmó, sin embargo, agregando con su propia mano entre líneas la palabra  ‘i de cualquiera otro Estado”. Realizadas las gestiones de rigor y tras protocolizar el documento, se dirigió luego a la Plaza de Armas donde le esperaba el pueblo, que juró a viva voz, junto con él, la autonomía de Chile. Nuevamente, Diego Barros Arana en su tomo XI (once) de su “Historia Jeneral de Chile” señala: “En Talca, mandó celebrar el mismo día 12 de febrero fiestas populares”. Este mismo hecho histórico lo relata Miguel Luis Amunátegui en su tomo III de su gran obra “Los precursores de la Independencia de Chile” de 1910: “El solemne acto de Proclamación de la Inde-pendencia de Chile finalizó con tres descargas de salva por parte de la tropa, y un atronador ¡Viva Chile! “La jura de la independencia se verificó el 12 de febrero de 1818”. El mismo autor señala que se realizó de manera paralela en las ciudades de Santiago, presidida por José de San Martín y el Obispo José Ignacio Cienfuegos; y en la ciudad de  Talca, lugar donde se encontraba el Director Supremo, Bernardo O`Higgins. Cabe destacar que en esta ceremonia solemne realizada en Talca y Santiago, fue izada públicamente la actual bandera de la estrella solitaria de cinco puntas tal como conocemos en la actualidad. Este hecho lo relata también Guillermo Donoso Vergara, historiador, diputado y presidente de la Sociedad Chilena de Historia en el libro “Guillermo Donoso Vergara en la Historia de Talca”, del año 2000. “… Don Santiago Fernández, refiriéndose al documento que así se confeccionó en esta ciudad, años más tarde expresaría: “ La acta de la Independencia de Chile, publicada en la ciudad de Talca, el 12 de febrero de 1818, yo la autoricé como secretario del Director Supremo, Bernardo O’ Higgins”, finalizó.

Respuesta en 30 días

Tras la exposición del alcalde Castro, el presidente de la Comisión, el diputado Claudio Arriagada (PDC), indicó que a la solicitud se le dará un carácter regional, considerando que la zona maulina no tiene feriados actualmente. En definitiva, los honorables indicaron que se dará una respuesta en 30 días, puesto que se solicitarán informes históricos a distintas entidades, como universidades que cuenten con áreas de investigación acerca del tema. Además se tomará la opinión de las autoridades regionales y ciudadanas del Maule. Si las diligencias resultan exitosas, la propuesta del 12 de febrero como feriado para Talca pasará a votación en la Cámara de Diputados, y posteriormente en el Senado. En resumen, el proceso podría tener una respuesta a fines del 2015.